viernes, septiembre 07, 2007

Bioshocked


Hace unas semanas comenzaron a salir las primeras reviews de Bioshock, un prometedor juego del que no he hablado antes porque soy tan vago que no hice el último post de los juegos que más esperaba para este año. El caso es que le comenzaron a caer 10 por un tubo y en seguida se ha encumbrado como una obra de arte. Mi comentario viene a decir esto mismo, creo que ya se ha convertido en un clásico. Simplemente lo tiene todo, como juego es excepcional, no un shooter al uso como se podría imaginar a primera vista y además tiene una ambientación y una historia totalmente inmersivas. Pero bueno, vayamos por partes.



La historia sucede en 1960 y empieza cuando el avión en el que viajamos se estrella en medio del océano. Nuestro personaje es el único superviviente y consigue llegar a un misterioso faro cercano. Ese faro no es otra cosa que la entrada a Rapture, una ciudad submarina creada por un visionario llamado Andrew Ryan, en la que la ciencia no tiene ninguna restricción religiosa ni política. Cuando entramos nos damos cuenta que la ciudad está patas arriba, llena de humanos modificados genéticamente que se han vuelto locos, con un sistema de seguridad que llena la mayoría de calles y con los increíbles Big Daddies y las little sisters. Los Big Daddies son unas enormes escafandras que dan miedo de ver y que protegen a unas niñas llamadas little sisters. Estas se encargan de recolectar una sustancia llamada ADAM, imprescindible para llevar a cabo los cambios genéticos en las personas. Ante este panorama tenemos a alguien llamado Atlas que se comunica con nosotros por radio y que pretende salvar a su familia. A partir de aquí se nos va desvelando la historia lentamente. Nuestros contactos por radio y las decenas de diarios de voz grabados nos van conduciendo a entender que ha sucedido en Rapture, con más de un giro inesperado. Esta manera de contar la historia siempre me ha encantado, pero hay que decir que en Bioshock se ha hecho de manera magistral. Simplemente merece una película bien hecha para que aquellos que no gusten los shooters puedan disfutarla.



Técnicamente el juego es de lo mejor que hemos visto hasta ahora, aunque ya sabemos que el todopoderoso Crysis le dará mil patadas. Por fin podemos ver el motor unreal 3 bien aprovechado en pc, me parece que no se había visto nada desde Rainbow six las Vegas (cutreport de xbox360 que consumía demasiado PC). El nivel de detalle es excepcional con unos escenarios mayores a lo esperado para una ciudad submarina y además con un diseño de un buen gusto increíble. Como no, el agua está perfectamente recreada y también juega un papel muy destacado la iluminación, que no solo ayuda a crear la sensación de opresión, sinó que además nos da más de un susto.



Pero una de las mayores bazas, además de la historia, es su jugabilidad. Innovar en un shooter a estas alturas es algo realmente difícil, pero Bioshock lo consigue de forma brillante. Y es que, además de un armamento bastante clásico y que puede ser mejorado a lo largo del juego, tenemos a nuestro alcance el mayor avance conseguido en Rapture: los plásmidos. Son modificaciones genéticas que nos permiten usar poderes tales como fuego, hielo, telequinesis...etc. Podemos conseguirlos en forma de items o comprandolos en máquinas para lo cual necesitamos puntos de ADAM. El ADAM lo conseguimos salvando o acabando con las little sisters, algo que por cierto es clave para obtener un final u otro de los 2 posibles.
Cambiar de arma a plásmido es muy fácil, lo cual da pie a poderlos combinar de múltiples maneras, algo sin duda muy gratificante. Además de los plásmidos ofensivos, también tenemos otros que nos dan más habiliades físicas, defensivas o de ayuda contra las diferentes máquinas contra las que tenemos que bregar. Son de mucha ayuda las que mejoran nuestra habilidad para piratear máquinas. Piratear se realiza mediante un minijuego en el que tenemos que conducir un flujo de agua por unas tuberías. Para cuando el minijuego se nos haga aburrido, ya tendremos en stock items de autopirateo que nos ahorrarán el trabajo. Piratear nos ahorra dinero y también nos hará con el control de máquinas defensivas de Rapture para ponerlas de nuestra parte. Agregar un pequeño componente de rol no es algo precisamente nuevo, pero la forma como se ha implementado en este juego es digna de elogio, sin una complicación que acabe aburriendo, pero ayudando a hacer más dinámico el juego.



También destacar la música, sobretodo la que ayuda a crear esa ambientación retrofuturista y por último el doblaje al castellano, excelente (aunque deberían dosificar un poco las voces del Gears of War XD).



En fin, puede parecer exagerado todo lo que se ha dicho sobre Bioshock, pero es un juego para disfrutar de principio a fin. Evidentemente no es el juego perfecto, pero ofrece bastante más que la mayoría de shooters que se han visto últimamente. Una ambientación y una historia así no pueden pasar desapercibidos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

de moment nomes puc dir una cosa:
massa text xD

intentaré llegir-lo en hores de feina

Gotcha dijo...

Pensava que amb les fotos enganyava xDDDD
Pero realment he tallat el rollo el més ràpid que he pogut :P

Mi verdad dijo...

Quote extret del teu comentari:
"Piratear nos ahorra dinero"
Quanta raó xD

És una pena tenir que gastar-se 600€ anuals en pc per poder disfrutar de 2 o 3 jocs bons que surten a l'any.

Gammak dijo...

Tanto hype en la Superjuegos Extreme me ha hecho tener ganas de jugarlo. Tengo que mirar a ver si mi ordenador puede con él.