jueves, julio 05, 2007

28 semanas después



Sinceramente no esperaba mucho de esta secuela, pero también es cierto que había intentado saber lo menos posible de ella, no había visto ni el trailer y solo había oído un par de opiniones negativas. La verdad es que al final me sorprendió gratamente y me parece una continuación más que digna. La historia nos sitúa de nuevo en Londres, Don (Robert Carlyle) consigue reunirse con sus hijos después de una traumática experiencia con infectados por el virus. Han pasado 28 semanas (obvio :P) desde la liberación del virus y todos los infectados han muerto de hambre ya que lo único que hacen es matar y no piensan ni si quiera en alimentarse. La ONU ha creado una zona protegida en Londres bajo el control de EEUU (como siempre en todos los fregados posibles)y desde ahí se pretende volver a repoblar la ciudad, manteniendo la alerta ante posibles rebrotes. Como os podeis imaginar todas las medidas acaban siendo insuficientes y el virus de la ira reaparece.

Sí, no veis mal, lleva "esa" camiseta ¬¬u



Quizás lo más destacable de la película es que es más brutal y desesperante que 28 días después. Las escenas en las que aparecen infectados son bastante crudas y algo confusas ya que la cámara se mueve sin parar. Parece como si la llevara un infectado. La verdad es que en alguna escena queda bien, pero en otras es un poco molesto porque cuesta bastante saber que es lo que está ocurriendo. Al ser escenas violentas y rápidas se consigue el efecto de sugerir lo que sucede sin que de verdad pueda verse lo que pasa.

Esta imagen es perfecta para hacer tuneos photoshoperos xD



Se mantiene la tensión durante buena parte de la peli, pero cabe destacar una escena claustrofóbica en una habitación con gente confinada para evitar que el virus se propague y otra en total oscuridad y con uso de visión nocturna, todo un acierto. En cuanto a gore también hay una buena ración, ya se vió en la primera que el virus de la ira es rollo ébola pero en psicópata. Para el recuerdo también el buen uso que le consiguen dar a las aspas de un helicóptero...
La sensación que da la película es de desolación y pesimismo. Las personas vuelven a salir mal paradas, siendo peores muchas veces que los propios infectados. La manera como actúan los militares es más bien repugnante y como siempre vuelve a oler a crítica a EEUU.

Todo sigue patas arribas



En definitiva, una peli recomendable, sobretodo si te gustó la primera parte y si te gusta el género, aún con algunos fallos es bastante más entretenida e interesante que la mayoría de basuras que se estrenan últimamente.
Como apunte comentar también que el director es un Juan Carlos Fresnadillo, un español que a parte de la peli Intacto, no había hecho nada más. Viendo estas películas, se puede deducir que este tío tiene talento y buenas ideas, entonces la pregunta es porque se tiene que ir a rodar pelis fuera. Después aquí no se para de subvencionar cientos de pelis de mierda que encima tienen que rellenar las cuotas obligatorias de los cines. Más patético imposible.
Por último, no se descarta que pueda haber alguna secuela más, esperemos que no la caguen.
Aquí teneis el trailer.

1 comentario:

Nagore dijo...

Yo hubiera matado a los crios de bien principio :D